Publicitat
Esports

Los trofeos de Liga buscan propietario

"Rien ne va plus". Toca quemar todos los cartuchos. Los cuatro mejores equipos masculinos y los cuatro mejores femeninos del hockey español se darán cita este fin de semana en las instalaciones del Pla del Bon Aire para disputar la sexta edición de la "final four", que pondrá fin al ejercicio 2018-2019. El formato se introdujo en la temporada 2013-2014 y esta será la segunda edición organizada por el Club Egara, que ha movilizado a su activo voluntariado para que todo esté a punto para acoger a las principales figuras del hockey español. El espectáculo estará dentro del campo, pero fuera habrá un sinfín de actividades paralelas que convertirán el club en un hervidero de aficionados al hockey de todo el país. Nadie quiere perderse los partidos decisivos de la temporada.

La última Liga que se dirimió sin "play off", es decir, mediante competición regular, fue la del ejercicio 2001-2002. Entre los años 2003 y 2013, los dos primeros clasificados se enfrentaban entre sí, pero no en una "final four" como se concibe en la actualidad. La igualdad será la tónica dominante de sendas competiciones. Si bien es cierto que en la femenina el Club de Campo parte como favorito principal, en la masculina la igualdad es máxima.

Sin favoritos
Cualquiera de los cuatro conjuntos participantes en esta "final four" de la Liga de División de Honor masculina puede levantar el domingo por la tarde el título de campeón. El RC Polo ganó la Liga regular con un punto más que el Atlètic, pero su superioridad no parece la misma de temporadas precedentes. No hay que olvidar, sin embargo, que el conjunto que prepara el gallego Carlos García Cuenca (que deja el club esta temporada) ha ganado cuatro de las siete últimas Ligas y en seis ha sido campeón de la fase regular. El conjunto barcelonés (con los egarenses Roc Oliva, David Alegre y Xavi Lleonart en sus filas) ha recuperado a su estrella, Lleonart, que ha estado entre algodones para afrontar esta "final four". Su rival a las 3.15 de esta tarde será el Club de Campo madrileño, el único de los cuatro semifinalistas que jamás ha ganado una Liga. Los de Roberto Gómez son el "tapado". Nadie parece contar con ellos, pero han demostrado sobradamente que son capaces de cualquier cosa. Y esta podría ser la temporada en que dieran el golpe y levantaran por fin su primer trofeo liguero.

Los madrileños ganaron al Polo en la primera vuelta de la competición y han llegado a la recta final del campeonato con excelentes sensaciones y gran hockey. Se enfrentan al gran favorito y no tienen nada que perder. Eliminando al Júnior de Roger Pallarols (próximo entrenador del Polo), vigente subcampeón, demostraron que son capaces de cualquier cosa. No conviene subestimarles en absoluto.

Sin duda, la segunda semifinal masculina de esta "final four", que enfrentará hoy a las 17.15 horas al Atlètic con el Club Egara es el gran duelo que todos los aficionados egarenses están esperando.

Duelos con corazón
Los enfrentamientos entre Atlètic y Egara son impredecibles e imprevisibles. Puede suceder cualquier cosa. No influye ni el factor campo ni el estado de unos u otros. Son duelos eléctricos, que acostumbran a jugarse con el corazón, o también con el corazón, pero no sólo con el corazón. Entre ambos equipos han ganado 35 de las 52 Ligas que se llevan disputadas: el Atlètic es quien más títulos posee (21), mientras que el Egara tiene 14, solamente uno menos que el Polo. Pese a jugarse en el Egara, ambas aficiones se repartirán por las gradas y lo darán todo durante 70 minutos para ver a su equipo en la final.

Más allá de la posibilidad de proclamarse campeón, el equipo terrassense que se clasifique para la final tendrá un premio extra: la posibilidad de clasificarse para la próxima edición de la Euro Hockey League. España tiene esta temporada dos plazas. Una es ya para el Polo. La segunda será para el campeón de la "final four". Si el Polo es finalista, el vencedor del Atlètic – Egara tendrá plaza europea asegurada para la próxima campaña.

En la "final four" femenina, el equilibrio es algo menor atendiendo a la condición de claro favorito de un Club de Campo a quien el San Pablo Valdeluz quiere eliminar hoy a las once de la mañana en el duelo inaugural. A la una, todas las miradas estarán centradas en el duelo entre el Egara, que llega en un gran momento, y un Júnior que lleva dos temporadas quedándose a las puertas del título. Sólo falta que la bola empiece a rodar.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top