Publicitat
Diners

102 parados menos

El paro local se redujo en 102 personas durante el pasado abril, lo que significa un recorte del 0,7% sobre marzo. Así, Terrassa cuenta, al culminar el cuarto mes del año, con 14.205 desempleados, lo que supone una tasa de paro registral del 12,63%. Con el buen dato de abril, se encadenan dos meses consecutivos de descensos en el desempleo en Terrassa en 2019 tras un mal inicio del año, especialmente en febrero cuando se registró un alza de 303 personas más sin trabajo (+2,2%). El pasado mes de marzo ya marcó un ligero cambio de tendencia (-0,2%) que ahora abril parece confirmar.

A pesar de la mejoría, el balance de lo que va de año es negativo. Respecto a finales de 2018, el paro local afecta a 287 terrassenses más (+1,6%). Y ello supone un vuelco al balance de 2018, cuando la caída en el conjunto del ejercicio fue del 6,9%. A pesar del irregular comportamiento de los últimos meses, la comparación interanual sigue siendo positiva, aunque cada vez más con peor porcentaje. Así, sobre abril de 2018, el paro se ha reducido en Terrassa en 398 personas, lo que supone una caída relativa del 2,7%. En cualquier caso, abril es el mes que mejor comportamiento ha mostrado en lo que va de año, aprovechando el efecto de Setmana Santa. No obstante, la reducción registrada este año es menor a la de ejercicios precedentes. Así en abril de 2018, el paro en Terrassa se redujo en 193 personas; 408 en 2017 y 373 en 2016. Ese 0,7% de descenso en abril en Terrassa está por debajo de la media de Catalunya, que situó en el 3,57% ese mismo mes y también de la de España, donde la cifra cayó un 2,8%. En el Vallès Occidental, había registrados 49,646 desempleados al finalizar abril. Son 726 menos que en marzo, lo que supone un descenso del 1,4% intermensual. En términos interanuales (sobre abril de 2018), se contabilizan 1.688 parados menos, con una reducción del 3,2%.

En la demarcación
A excepción de Ullastrell y Matadepera, donde el paro creció discretamente, y Rellinars, donde no hubo variaciones, en el resto de localidades de la demarcación la caída fue generalizada. Así fue también, por tanto, en Rubí y Sant Cugat, las dos localidades con mayor población activa después de Terrassa. En Rubí, se registraron en abril 77 parados menos (-1-6%), mientras que en Sant Cugat fueron 50 (-1,9%). También destaca el descenso registrado (ver gráfico inferior) en Viladecavalls; 14 parados menos y un descenso relativo del 4%.

En el conjunto del Estado, el paro registrado bajó en 91.518 personas en el mes de abril (un 2,8%) y la cifra de parados en España queda en 3.163.566. En términos interanuales, la bajada es de 172.000 personas, un 5,1% menos. La clave ha sido la Semana Santa y en términos de contratos, a la Seguridad Social se han sumado 186.785 personas (0,98%) lo que sitúa este mes de abril como el segundo mejor de toda la serie histórica en términos de Seguridad Social. A día de hoy hay en España 19.230.362 ocupados, la cifra más alta desde 2008.

El efecto Semana Santa es la clave. De hecho 4 de cada 5 empleos son estacionales y de esas 91.000 altas en el Servicio de Empleo 81.000 son del sector servicios, hostelería y demás. Sin el efecto vacaciones, la bajada del paro habría sido sólo de 19.000 personas. De hecho, los destinos de costa tiran del empleo. Andalucía, Baleares y Catalunyason los tres sitios donde más ha bajado el desempleo.

Generar consensos
Desde la patronal egarense Cecot, que valora el descenso del paro y el alza de la afiliación a la Seguridad Social, se reitera que es momento de generar consensos entre asociaciones empresariales, sindicatos y administraciones para poder acabar definiendo un nuevo marco laboral que ayude a generar empleo. "Es momento de poner unas bases que prevengan modelos productivos que terminen penalizándose en un futuro. Tenemos que intentar armonizar nuestro marco con el de aquellos países europeos que tienen una dinámica de ajuste permanente para adaptarse a las condiciones de cada momento. Y, además, no podemos perder de vista los datos que nos apuntan a una caída de la población activa en los próximos años que tenemos que saber prever y gestionar, colectivamente", dice David Garrofé, secretario general de Cecot.

Por su parte, CCOO y UGT de Catalunya alertaron ayer del aumento del 4,5% del paro entre jóvenes en abril respecto al 2018 en en esta comunidad y criticaron que el mercado de trabajo es "débil y estacional" por el peso de los contratos temporales. Destacaron que se ha reducido el paro en todos los sectores respecto al año anterior y señalaron que la recuperación en el mercado de trabajo se está produciendo con "evidentes desigualdades" de género, ya que considera que las mujeres están reduciendo el paro a un ritmo más lento que los hombres.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top