Publicitat
Terrassa

Ferrocarrils supera la frontera de los 4 millones de viajes anuales

Las cinco estaciones de Ferrocarrils de la Generalitat en Terrassa cierran 2017 superando la barrera psicológica de los cuatro millones de viajeros, 4,1 concretamente. El dato lo revelaba ayer la compañía, que continúa viendo como dos años y medio después de la prolongación de la línea la demanda sigue aumentando. El año pasado, los trenes de FGC registraron un incremento de pasajeros del 7% respecto a 2016.

En 2014 subían al tren de Ferrocarrils 2,5 millones de pasajeros al año. Para entonces la línea sólo tenía parada en Les Fonts y en la Rambla d’Ègara. En 2016, un año después de la prolongación hasta Can Roca y de la entrada en funcionamiento de las estaciones Vallparadís-Universitat, Estació del Nord y Nacions Unides, los egarenses ya habían descubierto las ventajas de la proximidad del tren y la demanda alcanzaba ya los 3,8 millones de viajeros anuales.

Doce meses más tarde, el tren ha ganado 300 mil viajeros más y alcanza ya los 4 millones de viajes, contribuyendo así a consolidar la línea Barcelona-Vallès como el banderín de proa de Ferrocarrils.

Con la vista puesta en Sabadell
La compañía espera que la respuesta de los usuarios a la prolongación en Terrassa se repita en Sabadell, donde el pasado mes de julio se completaban las cinco nuevas estaciones con el estreno de los apeaderos de La Creu Alta, Sabadell Nord i Sabadell Parc del Nord. Culminada la prolongación en la co capital vallesana, la línea ya suma nuevos viajeros. FGC tiene una previsión de cierre de 1,5 millones en las cinco estaciones, donde la movilidad se ha visto incrementada ya en un 68%.

La compañía ferroviaria sigue de cerca la evolución de los datos en la vecina Sabadell, desde la premisa de que las claves de la movilidad son distintas en ambas poblaciones. "En Terrassa -explica Enric Ticó, presidente de FGC- se produjo un trasvase de viajeros de Renfe a Ferrocarrils que no está tan claro que ocurra en Sabadell, una ciudad de matriz diferente".

Los terrassenses percibieron rápidamente la ventaja de cambiar de operador ferroviario cuando FGC llegó al norte de la ciudad. La S1 va directa y en línea prácticamente recta a Barcelona, mientras que Rodalies pasa por Sabadell antes de tomar dirección a la capital catalana. En Sabadell ese desfase entre operadores no existe. El trayecto y el tiempo de desplazamiento es similar en Rodalies y el Ferrocarrils.

Ferrocarrils ha adjudicado a finales de diciembre la construcción de 15 nuevos trenes a la empresa suiza Stadler Rail, que empezará a entregar los primeros vehículos a finales de 2019. La operación pretende reforzar el recorrido desde Barcelona a Terrassa y Sabadell -los nuevos vehículos aumentarán un 27% la capacidad actual- y sobre todo reducir las frecuencias de paso a 5 minutos en horas punta, tanto en Terrassa como en Sabadell. Desde Sant Cugat a Barcelona, la línea contará con 25 trenes y reducirá las frecuencias a 2,5 minutos en horas punta.

Mejores trenes, más frecuencia
La compra de los nuevos trenes se ha cerrado por un importe de 120 millones de euros. FGC se había decantado hasta ahora por trenes franceses y en este momento incorpora tecnología suiza a su flota metropolitana. Stadler Rail ya había suministrado los trenes de la línea Lleida-La Pobla de Segur y el cremallera.

"Los nuevos trenes se irán incorporando progresivamente a la línea vallesana", avanza Enric Ticó. El presidente de Ferrocarrils explica que los vehículos se someterán a un periodo de prueba para comprobar que la infraestructura responde bien. El proceso que permite llevar a cabo pequeños ajustes de última hora para mejorar las prestaciones.

Los nuevos trenes aportarán un mayor confort a los usuarios y se espera que también capten nuevos viajeros en el futuro. En Terrassa, uno de los objetivos es sumar usuarios a los trayectos internos.

Enric Ticó recuerda que "el metro de Terrassa no es una marca comercial, es un servicio que requiere poco a poco un cambio cultural", que la ciudadanía interiorice el tren como alternativa en sus desplazamientos.

"Lo veremos en breve, cuando Mútua inaugure sus nuevas consultas externas en Vallparadís -vaticina-. Muchos ciudadanos comprobarán que FGC les ofrece un servicio puerta a puerta, porque podrán entrar en el edificio de consultas sin salir de la estación".

Precisamente para potenciar ese tráfico interno, Ferrocarrils proyecta dos campañas en 2018 que mostrarán a la ciudadanía las ventajas de desplazarse en tren por Terrassa. La red de autobuses urbanos ya ha ajustado sus rutas para alimentar las estaciones de FGC y la estrategia, lejos de restarle pasajeros, beneficia también a la flota municipal, que ha registrado récord de viajeros.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top