Publicitat
Terrassa

Cincuenta paradas en la cuarta edición de la Fira de l’Oliva

La Masia de Ca N’Anglada, un edificio del siglo XV que antaño albergó un viñedo que incluía en torno de trescientos olivos, fue ayer el espacio en el que se presentó la cuarta edición de la Fira de l’Oliva, prevista para el próximo sábado en el barrio de Ca N’Anglada. Así lo recordó el teniente de alcalde de Cultura, Innovación i Projecció de la Ciutat, Amadeu Aguado, acompañado de Marc Roca, presente en nombre de la entidad organizadora, la asociación Comerç de Ca N’Anglada- El Tomb, y dinamizador de la feria.

"Es una cita que rememora los orígenes del barrio de Ca N’Anglada", matizó Aguado, añadiendo que "nos gusta" la feria como "dinamización, e integración entre lo comercial, cultural, el ocio y entretenimiento con la complicidad entre el Ayuntamiento y la asociación de comerciantes." La muestra permite "dinamizar el comercio y es un ejemplo de convivencia que pensamos entre todos."

Este año la feria presenta un auténtico "sold out" de participación, con una cincuentena de paradas de comerciantes de la zona de Terrassa y alrededores, principalmente (aunque también se venderán productos de otros lugares, como Vic). Las grandes protagonistas serán aquellas paradas orientadas a la venta de aceite, oliva y productos derivados, que se repartirán entre las calles de Sant Cosme y Sant Tomàs.

Ecología
A la hora de participar, se ha priorizado la presencia de feriantes no sólo relacionados con la oliva, sino también "con los productos ecológicos y de proximidad, artesanos de pueblos cercanos o de Terrassa", puntualiza Marc Roca. El otro gran grueso de participantes será el de los comerciantes del barrio, que se instalarán en un sector determinado de la calle de Sant Tomàs.

La feria recibirá además a entidades culturales vinculadas con la producción de aceite, en torno de las cuales se han organizado charlas y degustaciones de este producto que tendrán lugar en la carpa habilitada para tal fin. En este espacio se hablará de la historia del aceite, de su valor nutricional y se enseñará a hacer una buena degustación. La organización ha aumentado el número de talleres infantiles, e incorporado un taller de cocina orientado a niños entre 4 y 12 años que se desarrollará en varias sesiones de mañana y tarde, y para los que se requiere inscripción previa. Lo organiza el Petit Xef, de Terrassa.

Comida preparada
Otra de las novedades será la incorporación de una mayor oferta de comida preparada. La propia parada del Tomb venderá una butifarra de oliva creada por Artur Casanovas. El Frankfurt Salmerón ofrecerá sus típicas migas, y se mantendrá el "concurs de llançament de pinyol." No faltará tampoco otra de las propuestas tradicionales de la feria: la plantada de un olivo. Será el cuarto que se plante.

Los más pequeños podrán disfrutar también de una zona de juegos de madera, el esplai coordinará una animación infantil y habrá camas elásticas. Asimismo se ofrecerán diversos conciertos de flamenco, jazz y otros estilos, y se ofrecerá una batukada.

En paralelo, se celebrará la habitual ruta y concurso de tapas entre los días 12 y 22 de abril, en la que participan ocho establecimientos de la zona. Los participantes podrán valorar las tapas, del 1 al 5, y premiar a la mejor. Las tapas se ofrecen por 2,50 euros, junto con la bebida. Los dos últimos años el premio se lo ha llevado el bar La Dama. El año pasado se sirvieron 1.800 tapas, no en vano Ca N’Anglada es un referente en el mundo de estos platillos. "Animamos a los establecimientos a superar las tapas de La Dama, o a La Dama a superarse", bromearon Marc Roca y Amadeu Aguado durante la presentación.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top