Publicitat
Terrassa

“Los estudios del comercio deben ir más allá de la óptica empresaria”

El campus universitario de Terrassa se singulariza por tener centros, como la Escola Superior de Comerç i Distribució (Escodi), que son pioneros por los estudios que imparten. La escuela, con sede en el Vapor, subió nota con su adscripción a la Universitat de Barcelona (UB) y la homologación de su título como oficial. Esta alianza ha permitido ahora que la UB le confiara el fondo documental del Observatori del Comerç y crear una bibilioteca especializada que nace como un referente en España y en el Sur de Europa. Lluís Frago, investigador principal de Escodi, valora la donación bibliográfica, que servirá para consultas y estudios sobre el sector comercial. Asimismo explica remarca que el trabajo de investigación sobre esta actividad deber ser interdisciplinar, en la medida que el comercio está sujeto a muchos factores.

¿Qué reúne el fondo bibliográfico sobre comercio, consumo y ciudad que ha cedido la Universitat de Barcelona (UB) a Escodi ?
Más de mil documentos entre los cuales hay bibliografía internacional sobre el comercio urbano que da el marco teórico e investigaciones empíricas sobre comercio urbano que se han hecho en Barcelona y en su Área Metropolitana y en ciudades como Madrid, Lisboa, Nápoles, Sarajevo (Bosnia), Sao Paulo (Brasil) y Toulouse (Francia).

¿Dónde se ubicará este fondo?
En la sede de Escodi, en el Vapor Universitari. Hemos creado un espacio de investigación y biblioteca. De este modo, la escuela tendrá una de las bibliotecas especializadas en comercio urbano más importantes de Catalunya y España e, incluso, me atrevo a decir que del Sur de Europa.

¿Qué utilidad tendrá para Escodi?
Para la escuela universitaria de Comercio representa asentar las bases para situarse en la primera línea del sistema de investigación de Catalunya. A partir de ahora, Escodi se dota de un espacio donde se centraliza la producción bibliográfica, tanto de base como aplicada, sobre el comercio urbano, la ciudad, el consumo y la empresa del sector del comercio. Además, representa una mejora para la docencia, ya que los alumnos tendrán acceso a un espacio donde podrán seguir avanzado en su formación más allá de las horas presenciales con el profesorado. Y los profesores dispondrán de un fondo documental, que a su vez, alimentará la docencia que se imparte a los alumnos. Por tanto, este nuevo espacio de investigación sobre el comercio urbano en la Escola Superior de Comerç genera un vínculo directo entre investigación y docencia, que beneficia directamente a la calidad de la formación recibida por el alumno del grado en Gestión de Empresas del Comercio y Distribución.

Usted es investigador principal del grupo Recihum de Escodi. ¿Hacen estudios a petición del sector del comercio y por iniciativa propia?
Hacemos investigaciones aplicadas y básicas. Las aplicadas son para administraciones y empresas, como ayuntamientos, Diputació de Barcelona, Generalitat de Catalunya, y empresas como La Roca Village, Dormity y otras.

¿Cuáles son las áreas de interés?
Actualmente, los estudios encargados por administraciones van encaminados a optimizar las políticas urbanas en tema de comercio. Y los estudios para las empresas se pueden centrar en varios temas; desde analizar nuevas localizaciones comerciales a la viabilidad económica de proyectos. Sin embargo, la investigación básica es imprescindible para la escuela porque sin ella no se puede mantener un diálogo con los grupos de investigación internacionales, donde el debate se sitúa acerca de las teorías y los conceptos. La investigación básica es la que ayuda a clarificar conceptos que muchas veces utilizamos sin mucho rigor, como por ejemplo comercio urbano, comercio d e proximidad, franquicia, comercio emblemático, marca internacional, gentrificación (el proceso de cambio que implica que un clase superior desplace a una inferior), etcétera.

¿Cómo funciona el grupo de investigación Recihum de la Escodi?
La gran novedad de este grupo es que elabora los estudios desde un punto de vista interdisciplinar. Hasta ahora, el comercio urbano se había analizado de manera general desde la óptica empresarial. Ahora, desde Escodi, desde Recihum, queremos complementar este abordaje haciendo una aproximación al retail desde diferentes disciplinas, como la geografía, la psicología, la antropología, la sociología o la política. Un conjunto de disciplinas y enfoques que permiten entender mejor la complejidad del comercio y en consecuencia proponernos objetivos más ambiciosos. Hay muchos debates abiertos en el comercio. Hay controversias entre los diferentes agentes sobre el papel del comercio en la sociedad y por ello hay debates sobre el modelo comercial, los horarios entre grandes operadores y pequeñas empresa; el papel del comercio electrónico o el papel del turismo. Estas discusiones necesitan conocimiento para poder hacer análisis, dialogar y después adoptar decisiones. También se puede investigar sobre los valores de los consumidores y sus estilos de vida, la relación del comercio urbano sobre el territorio, sobre el trabajo y la globalización. Pero también hay que desarrollar nuevos métodos y técnicas de investigación sobre el comercio, ya que las fuentes de información tradicionales, como la Clasificación Nacional de las Actividades Económicas (CNAE) o el número de metros cuadrados del establecimiento, por ejemplo, explican poco.

¿Cómo valora la adscripción de Escodi a la UB?
Ha sido trascendente e imprescindible. Se ha conseguido que el grado sea un título oficial en una universidad prestigiosa. Se ha situado Escodi en el mundo, nos ha permitido acoger esta biblioteca especializada en comercio urbano y hemos tenido el reconocimiento del grupo de investigación Recihum.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top