Publicitat
Terrassa

Un 54 por ciento de los alumnos de 16 a 18 años opta por el bachillerato

Y después de la ESO, qué?. La pregunta da título a la jornada de orientación que cada año organiza el servicio municipal de Educación en el Vapor Universitari. Está destinada a los alumnos de 4º de ESO, los que están a punto de finalizar la etapa secundaria obligatoria y tienen la intención de seguir formándose.

Es, a todas luces, un momento crucial para el alumno puesto que debe decidir si quiere continuar con estudios posobligatorios. Cuando se acredita la ESO, uno/una puede insertarse en el mercado laboral pero la falta de empleo ha hecho que esta opción sea mucho más competitiva por lo que la mayoría de alumnos siguen en las aulas.

Tras la ESO, hay dos caminos reglados; uno es la Formación Profesional (FP) y el otro el bachillerato. Con el primero se puede acceder a un ciclo de grado medio a través del cual se puede enlazar después con uno superior. Al bachillerato se puede acceder tras acreditar la ESO o un ciclo de FP de grado medio o superior. ¿Qué eligen los alumnos graduados a los 16 años con la ESO o a los 17 y 18 con un ciclo formativo de FP ? Una mirada a los datos de los informes anuales del Consell Escolar Municipal de Terrassa nos permite conocer cuáles son las tendencias y la primera conclusión es que una gran mayoría de alumnos que finalizan la ESO con éxito eligen el bachillerato. Y a estos se suman también otros que han finalizado el grado medio o superior de FP.

Distribución
El curso 2017-18, la red pública y concertada de Terrassa formalizó una matrícula de 1º curso de estudios posbligatorios de 2.515 alumnos, de los cuales 1.348 (54 por ciento) empezó el bachillerato y el resto, 1.167 (46 por ciento) comenzó la FP de grado medio. Por sectores, la pública acogió 1.596 alumnos de ambas formaciones mientras que la privada-concertada asumió 919 alumnos.

Es una distribución habitual entre pública y concertada, debido a que la primera red dispone de más oferta y plazas que la segunda. Además hay que tener en cuenta que gran parte de la oferta de bachillerato en las escuelas de titularidad privada no está concertado por lo que muchos padres optan por la pública. En la FP, la pública (los institutos) también presentan mayor oferta y plazas, aunque en estos estudios hay más conciertos con Ensenyament que en bachillerato. Este número de matriculados en 1º curso de bachillerato y FP de grado medio no corresponde, sin embargo, con el número de la promoción de 4º de ESO que salió de las aulas de Terrassa el curso anterior. En 2016-17, los centros de Terrassa registraron una matrícula de 2.071 alumnos, un número menor del que se matrículó un año después a los estudios posobligatorios que fue de 2.515 alumnos.

Y es que la oferta de plazas para acceder al bachillerato y a la FP es superior porque también da entrada a graduados de ESO y FP que proceden de otros centros, como los alumnos que vienen de escuelas de formación de adultos. Y también por otras vías como del Institut Obert de Catalunya (IOC) que ofrece formación a distancia y exámenes presenciales. Asimismo hay que contar con estudiantes que pueden llegar de otros institutos y escuelas de otros municipios de la comarca.

En la formación profesionalidad, Terrassa es una de las ciudades con más titulaciones y plazas. En este sentido solo cabe dar una ojeada a la matrícula final de FP del pasado curso donde había 3.942 alumnos sumando el grado medio y superior. De este número, 3.121 estudiaban en la red pública y el resto (821) en la privada-concertada. Por titulaciones, la FP en Informática, con 523 alumnos, sigue liderando el ranking seguida de Servicios Socioculturales y a la Comunidad (480) y Hostelería y Turismo (346), según datos del informe específico del Consell de la Formació Professional a Terrassa.

En cuanto a la matrícula por género, los estudios de grado de Servicios Sociales y a la Comunidad es el que cuenta con más chicas, un total de 380 en el curso pasado. Por detrás está Imagen Personal (286) y Sanidad (209). En relación a los chicos, el grado de Informática, con 493 alumnos, es el que tiene mayor aceptación, seguido de lejos por Hostelería y Turismo (214) y Comercio y Marqueting (162). Apuntar aquí que detrás están Electricidad (158) y Química (56).

Los datos por ciclos de FP y género confirman, pues, que pocas cosas han cambiado en los últimos años. Las chicas siguen optando por estudios muy vinculados a las profesiones tradicionales propias femeninas y los chicos hacen lo propio con las profesiones también de su rol tradicional.

La oferta de FP en Terrassa se incrementará el curso próximo. La principal novedad es que el Institut Investigador Blanxart impartirá dos ciclos de la familia de Sanidad. Con esta medida, el centro de secundaria público se suma a la red de institutos que imparten ESO y bachillerato y FP. Otros centros que están en esta línea son Terrassa y Santa Eulàlia (los pioneros), Montserrat Roig, Cavall Bernat y Copèrnic. Además, el departamento de Ensenyament ha apostado por un crecimiento especializado; es decir que los institutos que se estrenan en FP lo hagan con una familia de estudios concreta. Así, por ejemplo, el Nicolau Copèrnic se ha convertido en un referente en la formación en Informática; el Cavall Bernat en Hostelería y Turismo y ahora el Blanxart con Sanidad.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top