Publicitat
Terrassa

El anarquismo y el feminismo y su magnitud en la actualidad

En el marco de la exposición "Les dones a l’anarquisme espanyol" que ha tenido como sede el Arxiu Històric de Terrassa, se celebró una mesa redonda con el título "Anarquisme i feminisme, avui", que puso el punto final a estas actividades centradas en el papel de la mujer dentro del anarquismo. Moderado por Àngels Font, integrante de SAD-CGT de Terrassa, participaron en este debate Rosalia Molina, de Dones Llibertàries, Maria Cardona, de Rudes Rebels, y Montse Sánchez, secretaria de Género de la CGT de Catalunya.

Font recordó a las mujeres "luchadoras, que nos inspiran y que lucharon para que ahora tengamos un sitio mejor en esta sociedad". La moderadora presentó a las integrantes de la mesa redonda y apuntó que "queremos escuchar la voz de las mujeres del presente y que siguen luchando".

Molina comenzó afirmando, hablando del papel de la mujer, que "si comparamos lo que teníamos en pleno franquismo con ahora, hemos cambiado mucho, pero tengo miedo a que ahora no estemos retrocediendo" y agregó que "antes teníamos que luchar contra leyes y ahora hemos de estar muy atentas para no tener que retroceder".

Cardona, por su parte, expuso su preocupación por el hecho de que estas mejoras puedan ser "frágiles e insuficientes" y recordó que, en la actualidad, han cambiado muchas cosas, como la economía o las formas de relacionarse, y aseguró que "la mujer ha tenido un papel esencial en todo esto".

Sánchez, después, comentó que "los avances se han conseguido en un período de tiempo largo y hemos de estar constantemente en lucha para que no haya ningún retroceso". La secretaria de Género de la CGT recordó que "nen el tema labora sigue habiendo una brecha salarial camuflada en los cargos de responsabilidad, que a la mujer le cuesta más ocuparlos".

Recuperó el tourno de palabra Molina, que dijo que "las mujeres han de ser sujetos activos de la sociedad" y añadió que "las mujeres tenemos mucha fuerza y queremos ser parte activa de la sociedad" y, respecto al feminismo libertario, declaró que "reconoce la diferencia y la diversidad y trabaja para la disimetría entre sexos y entre clases" y que trabaja para combatir las diferencias.

Feminismo que incomode
Cardona expresó que, desde el colectivo al que pertenece, Rudes Rebels, quieren un feminismo que "incomode y que haga mover posturas" y lamentó que "los casos mediáticos, como el de la Manada, nos hacen daño porque tenemos reacciones en caliente que a veces van en contra de lo que en realidad pensamos". Considera que, "sin querer, estamos legitimando un sistema judicial en el que no creemos y que nos perjudica".

Sánchez, siguiendo este hilo, aseguró que el primer objetivo del feminismo es "acabar con el sistema patriarcal" y denunció que "cada avance que hacemos está bajo juicio". Molina intervino después para apuntar que "el feminismo no es una moda o una etiqueta, es una forma de vida y lo hemos de llevar a todas partes, a la escuela, al trabajo o a casa".

La integrante de Dones Llibertàries se quejó de las dificultades que tienen enfrente las mujeres. "La santa iglesia nos está machacando y nos dicen lo que hemos de hacer y lo que no. Y hay medios de comunicación que también. Cuando más conseguimos, más nos machacan y cada vez sufrimos más la violencia pero las leyes cada vez son más laxas. Te violan y has de demostrarlo. Yo quiero salir a la calle como quiera y ser libre", aseveró.

Cardona quiso destacar "la gran capacidad de organización que tenemos las mujeres" y apeló a un feminismo "de clase, antifascista y antirracista". Sánchez, por su parte, dijo que "si hemos de escoger lo que ha de ser prioritario digo que nada, porque todo es necesario. Priorizar puede provocar que se diluyan cosas por el camino. Hay que hacer caer muchos muros".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top