Publicitat
Comarca

Alta participación en los festejos pese a la ola de calor

La ola de calor no pudo frenar el espíritu altamente participativo de la fiesta mayor de Rubí, que se cerró el domingo tras cuatro días de celebraciones marcados por la ausencia de incidentes y la gran respuesta de la ciudadanía, la cual hizo frente a las altas temperaturas para disfrutar de las cerca de 200 actividades programadas en más de 40 espacios. "Han sido cuatro días intensos con temperaturas extremas que hemos podido salvar de la mejor manera posible: retrasando alguna actividad, intentando que la gente se pudiera remojar en la calle y sobre todo pidiendo muchísima precaución", manifestó la alcaldesa, Ana María Martínez, satisfecha por la falta de incidencias derivadas del calor.

Para hacer frente a las altas temperaturas, durante los festejos se repartieron 4.500 botellas de agua mayoritariamente en las actividades itinerantes y los espacios con propuestas familiares; se instalaron duchas y mangueras para que la gente pudiera refrescarse en espacios especialmente sensibles, y se remojó el suelo antes de la celebración de algunas actividades.

La organización también optó por hacer algunos cambios en la programación para evitar los momentos de más calor. Así, actividades como el Holi o el Ball de Gitanes retrasaron su hora de inicio, mientras que algunas matinales comenzaron antes, como la bajada de andróminas, y otras propuestas trasladaron su ubicación buscando la sombra.

La alta participación protagonizó las cuatro jornadas de fiesta mayor, así como el Rubí Random Music Festival, que arrancó unos días antes. El evento musical generó los momentos más multitudinarios, especialmente durante las noches del viernes y sábado. Alrededor de 21 mil personas pasaron por el Escardívol el viernes coincidiendo con el concierto de Sweet California y LOS40 on Tour -16 mil en los momentos de mayor afluencia-, mientras que en la noche del sábado hubo unas 23 mil personas -se registraron puntas de asistencia de 17 mil durante las actuaciones de Tequila y La Unión-. Asimismo, la noche del jueves pasaron unas tres mil personas por el Escardívol para ver los conciertos de Suu y Buhos.

En cuanto a los conciertos de pago, Estrella Morente congregó a cerca de mil personas y DeMarco Flamenco, más de 1.200. ambos en el anfiteatro del Parc del Castell.

El resto de escenarios del evento musical también registraron buenos datos de asistencia, especialmente la plaza del Doctor Guardiet durante la Noche de Revival -unas dos mil personas pasaron por ese espacio- y la de Salvador Allende con motivo del concierto de Ladilla Rusa, que obtuvo un lleno absoluto.

Fiesta Holi
Respecto al resto de actividades, volvieron a ser un éxito de participación el Holi, con siete mil asistentes; el ciclo de circo y danza contemporáneos del Celler, con 1.200 espectadores; el baile del Esbart Dansaire de Rubí, que este año rendía homenaje a Albert Sans por el 50º. aniversario del estreno de su coreografía del Ball de Gitanes; el Ball de Gitanes al Carrer, con más de 600 bailarines; la segunda edición del Correaguas, o propuestas nuevas como el escape room Regreso a la Tierra, con todas las inscripciones agotadas.

Además, emplazamientos como el espacio joven de la plaza Salvador Allende y la rambla del Ferrocarril -con las actividades familiares- se han consolidado como ejes principales de la fiesta.

La alcaldesa se refirió a la alta participación afirmando que "tenemos actividades donde ha habido más gente que nunca, como la noche del sábado, en que se produjo un lleno técnico en el Escardívol, al igual que en la plaza Doctor Guardiet con el revival (…). Nos hace sentir orgullosos de una ciudad que vibra con su fiesta mayor".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top