Publicitat
Vallés

Nace un sindicato de inquilinos que pide alquileres asequibles

Un grupo de vecinos de Sant Cugat ha constituido un sindicato de inquilinos con el objetivo de luchar por la defensa del derecho a la vivienda y por un alquiler asequible, estable, seguro y digno.

El sindicato, bautizado como Sindicat de Llogaters de Sant Cugat, está formado por personas a título individual que comparten la inquietud por la situación que está viviendo Sant Cugat, una ciudad que, a juicio de sus impulsores, "en los últimos años ha estado generando una dinámica de centrifugación económica que está expulsando a los vecinos que no pueden asumir el encarecimiento desbordado de los precios de la vivienda de alquiler".

En la actualidad, defiende el nuevo sindicato, Sant Cugat lidera todos los rankings de ciudades con el parque inmobiliario más caro. Y ofrece cifras, como que la cuarta parte del parque de alquiler disponible en la ciudad supera los mil euros (1.051) y que la renta media mensual del alquiler es de 996 euros, una cifra cien euros superior a Barcelona. Además, el precio del metro cuadrado de la vivienda de compra está por encima de los cinco mil euros, al mismo nivel que los barrios de Gràcia o la Barceloneta, según algunos portales inmobiliarios.

Asimismo, los precios por metro cuadrado de las viviendas de protección oficial en Sant Cugat (que son muy pocas, apenas el 3% de toda la vivienda construida, según el nuevo sindicato, cifra que el Consistorio eleva al 5%) son el doble de caros que la media comarcal.

Por todo ello, el nuevo sindicato denuncia en un comunicado que Sant Cugat "sufre un proceso de ‘elitización’ que a lo largo de los años ha provocado el aumento de los precios de muchos de los bienes y servicios que se ofrecen, generando un efecto de expulsión, no solo de la gente joven que busca emanciparse, sino también de aquellos que disponen de rentas más bajas de acuerdo con los estándares locales".

De hecho, el Sindicat de Llogaters de Sant Cugat habla de "una nueva burbuja inmobiliaria" en el municipio que "parece auspiciada por un urbanismo extensivo inspirado en un modelo caduco que no tiene en cuenta las realidades plurales de la población, generando un incremento especulativo y abusivo de los precios de los alquileres"

Así, el sindicato, que se presentará de manera oficial el día 13 a las siete de la tarde en la plaza del Coll con una asamblea abierta, se ha creado con la voluntad de aglutinar a todos los vecinos que viven y quieren seguir viviendo de alquiler -tanto en viviendas del mercado privado como públicas- para reivindicar juntos la defensa y el reconocimiento de los derechos de los arrendatarios. Su intención, por tanto, pasa por incidir en todos los ámbitos posibles -social, económico, administrativo…- para la defensa del colectivo.

El nuevo sindicato santcugatense se coordinará con el Sindicat de Llogaters de Barcelona, creado el pasado mes de mayo, y tiene vocación de ser una iniciativa transversal, con una clara conciencia política y colectiva centrada en la problemática de Sant Cugat y con una voluntad transformadora, explican sus impulsores en la nota.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top