Publicitat
Vallés

Mercè Conesa abandona la presidencia de la Diputació

La presidenta de la Diputació y ya exalcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa (PDeCAT), oficializó su renuncia al frente de la corporación en un pleno extraordinario ayer. Conesa, que ha dejado la alcaldía de Sant Cugat y la Diputació para dirigir el Port de Barcelona, se va de la entidad supramunicipal, que presidía desde 2015, "convencida de la fortaleza del mundo local y del papel decisivo de la Diputació", afirmó en su discurso de despedida. "Cuando miro atrás -añadió- para hacer balance de esta etapa es inevitable recordar los embates de la crisis, que también aquí nos ha obligado a trabajar más intensamente para revertir situaciones que ponían en peligro servicios fundamentales para las personas".

En su intervención, Conesa afirmó que "ha sido un gran honor presidir esta institución que, sobre todo, nos ha dado la oportunidad de trabajar con el mundo local, conjuntamente con el mundo local". Además, también se mostró convencida de que "aquello que ahora hace poco más de un siglo anhelaba la Mancomunidad ya es un presente que no nos tiene que hacer desfallecer en la consecución del futuro para un país moderno, próspero y lleno de oportunidades". En este sentido, aseguró que "nos será necesario continuar mirando lejos, pero trabajando de cerca para vivir en una Catalunya llena en los fundamentos de la democracia" y "sin exiliados, presos políticos ni alcaldes y alcaldesas imputados por cuestiones ideológicas".

"Transparencia"
Conesa puso ayer punto y final a una presidencia donde ha trabajado para "priorizar la cooperación con los entes locales con la mirada puesta en garantizar la igualdad de oportunidades de todos", junto con el gobierno que la ha acompañado, después de que «en 2015 dibujásemos un mandato concretado en un plan de actuación que ha querido poner la transparencia y el diálogo como motor, porque esta es la manera de trabajar para gobernar con coherencia". "Una coherencia -prosiguió- que en el caso de la Diputació no se entendería sin el fin permanente del equilibrio territorial de la mano de la atención a las personas y del desarrollo económico».

Conesa acabó el pleno reivindicando tres ideas. La primera: la necesidad de hacer política desde el corazón, ya que "si tomamos las decisiones teniendo en cuenta los efectos sobre las personas, seguro que serán decisiones más justas». La segunda: seguir empoderando a las mujeres, porque dijo creer «en un futuro donde la mujer esté en los lugares de toma de decisión, en todos, en los más importantes». Y tercera: pidió al plenario mantener las formas, ya que "se puede decir todo desde el respeto y la educación porque el pleno representa, también, lo que está pasando en la sociedad". Y abundó al decir que "si queremos una sociedad que avance con cohesión, tenemos que poder discrepar siempre desde esta forma de respeto hacia lo que piensan los otros".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top