Publicitat
Comarca

El personal del comedor escolar protesta por el retraso en la paga

A las casi 40 trabajadoras que la empresa que presta el servicio de comedor escolar en Viladecavalls, Fundació Futur, tiene destinadas en las dos escuelas del municipio -Roc Blanc y Rosella- se les ingresó la nómina de marzo a primera hora de la tarde de ayer, después de doce días de retraso. Por ese motivo, ayer por la mañana las empleadas -cocineras y monitoras- llevaron a cabo una concentración delante del Ayuntamiento, una hora antes de iniciar su jornada laboral, y el día de antes lo hicieron a las puertas de las dos escuelas donde trabajan.

En la protesta del jueves se pudieron ver pancartas con lemas como "Fundació Futur no paga", "On són els vostres diners, famílies?" o "S’aprofiten que treballem amb els vostres fills i filles". Y en la de ayer delante del Consistorio hubo una única pancarta: "Fundació Futur i Senfo, empresa del servei de menjador, no paguen. Aquest és un problema que afectarà a tothom".

Apoyos
Justo después de la protesta, las trabajadoras se reunieron con los servicios jurídicos del Ayuntamiento en busca de asesoramiento. El servicio de comedor escolar en ambos colegios está contratado directamente por las Ampas de los dos centros de enseñanza.

En sus reivindicaciones, las empleadas tuvieron el apoyo tanto del Consistorio como de las direcciones y las Ampas de los dos colegios, que también se interesaron por la situación y realizaron sus propias gestiones al respecto. En este sentido, las direcciones de los centros comunicaron el retraso en el cobro de los sueldos a la delegación territorial de Ensenyament, mientras que el Ayuntamiento y las Ampas contactaron directamente con la empresa adjudicataria del servicio de comedor escolar para interesarse por la situación.

Así lo explicó ayer una de las empleadas del comedor escolar, que trabaja en la Escola Rosella y pertenece al Ampa del mismo centro educativo. La trabajadora explicó que el problema en el retraso de los sueldos se remonta a junio del año pasado, cuando la nómina de ese mes la acabaron cobrando el 18 de julio. "Desde entonces -dijo- nos han ido pagando a trancas y barrancas y hemos ido cobrando, según el mes, los días 5, 6, 8 … Creemos que van mal de dinero y tememos que la situación vaya a peor".

Tensiones de tesorería
En comunicado emitido ayer, Fundació Futur explicó que está viviendo "tensiones en su tesorería a causa del retraso en el cobro de algunos servicios y actividades con diferentes administraciones públicas, junto con subvenciones anteriores pendientes de cobrar". "Por este motivo -prosigue la nota-, Fundació Futur se encuentra en una situación delicada, generando retraso en el pago en algunos de sus centros. Concretamente en las escuelas Roc Blanc y Rosella de Viladecavalls, que han sufrido un retraso de doce días. A día de hoy (por ayer) ya está solventado y tenemos al día todas las nóminas. Pedimos disculpas por las molestias que hemos podido ocasionar".

La empresa, que gestiona los comedores escolares de 45 colegios, concluye diciendo que "confiamos en que es un caso aislado y velaremos para que estas circunstancias no afecten nunca a la calidad del servicio. Nuestro nuevo equipo directivo está trabajando para lograr otras vías de financiación alternativas que velen por la salud de la fundación.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top