Publicitat
Vallés

Un itinerario para que los niños vayan caminando al colegio

Publicitat

La Escola Font de l’Orpina ha puesto en marcha un itinerario a pie señalizado y seguro que pueden seguir los alumnos en el trayecto de ida al colegio. La experiencia se enmarca en el plan de actuaciones del programa Escoles Verdes, impulsado por el departamento de Territori i Sostenibilitat y que persigue la implicación de los centros de enseñanza con los valores de la sostenibilidad.

Este proyecto de movilidad, bautizado como “El Camí de l’Escola”, consiste en que los niños van a pie al colegio en grupos, con compañeros de diferentes edades, por el itinerario (de todos los posibles) que ofrece mayores condiciones de seguridad y que también es el más utilizado por los chavales que suelen ir caminando a la escuela. Y además siempre van acompañados de personas adultas de su propia familia que participan voluntariamente en los acompañamientos al colegio.

El camino tiene un origen, que son varios puntos de partida o paradas, y un final de trayecto que obviamente es la escuela. Así, hay cinco paradas y cada una de ellas lleva el nombre de la calle donde está ubicada: Roselles (Can Serra Estació), Terrassa, Berguedà, Sant Salvador de les Espases y Parc. Todas las paradas se han habilitado en la urbanización de Can Serra, donde se encuentra la escuela.

Cada uno de los cinco puntos de partida tiene su señalización vertical, con el nombre de la parada y la hora de salida. Todo el itinerario está marcado con huellas de pintura en el suelo, un trabajo que han realizado los alumnos de quinto del centro de enseñanza público.

El coche, en el garaje
“El Camí de l’Escola” es básicamente una iniciativa dirigida a las familias, pero también una mejora que repercute positivamente en el entorno y el medio ambiente. Y es que ir a pie es una actividad saludable y, además, económica, ecológica y rápida, sobre todo en desplazamientos cortos.

La experiencia tiene muchos beneficios. A las familias les sirve para dejar el coche en el garaje, con el consiguiente ahorro de gasolina, y fomentar las relaciones sociales. Y a los niños, para habituarse a desplazarse a pie por su entorno; concienciarse de que no es necesario coger el coche para ir a todos lados; hacer ejercicio y disponer de espacio y tiempo de convivencia con los compañeros. También la experiencia repercute sobre el medio ambiente: se reduce la contaminación al prescindir del vehículo.

Para sacar adelante el proyecto, la escuela ha necesitado de la colaboración del Ayuntamiento, que le ha otorgado una subvención para asumir el coste de todas las señalizaciones del camino; de la Policía Local, que ha supervisado el itinerario y los puntos donde se han ubicado las paradas, y por último de las familias, que han participado en la iniciativa respondiendo a las encuestas, creando un grupo gestor que se encarga de organizar el funcionamiento de cada parada y haciendo uso el camino.

La iniciativa se empezó a gestar a finales del pasado curso. La escuela envió entonces una encuesta y un mapa a las familias de Can Serra para conocer las rutas y los medios más utilizados para ir al colegio, así como el tiempo empleado y otros hábitos. Con estos datos se ha definido el itinerario para ir caminando a este centro de enseñanza de Vacarisses.

LA CIFRA

5. Son las paradas o puntos de partida del nuevo itinerario señalizado para ir caminando a la Escola Font de l’Orpina.

Publicitat
To Top